Pros y contras del uso de tapones para oídos

Los tapones de oído son pequeños objetos de espuma blanda, silicona, vinilo, cera, algodón, elastómeros y otros materiales que se insertan dentro del oído para tu protección. Su invención se le atribuye a Chung Lee Tong en al año 1922.

Indiscutiblemente, nuestros oídos están expuestos a diversas agresiones, pero los ruidos y el agua constituyen serias amenazas. Una persona sometida a ruidos elevados y persistentes, sufrirá de fatiga, trastornos del equilibrio, sordera, hipertensión y trastornos cardiovasculares. Por otra parte, la exposición prolongada al agua puede provocar las dolorosas otitis, entre otras patologías.

Los tapones de oído pueden ser desechables o reutilizables. Estos últimos son más caros, pero si se preservan como productos de higiene y cosmética apropiados, pueden durarte años.

 

Pros de los tapones de oídos

Los otorrinos repiten todo el tiempo: “nunca pongas algo más pequeño que tu codo en tu oído”. Es por eso que muchas personas se muestran reticentes ante el uso de estos pequeños objetos. Sin embargo, se ha comprobado que no son dañinos.

Se recomiendan, fundamentalmente, para operadores de maquinarias pesadas y ruidosas, para algunos músicos con estilos fuertes y para los nadadores.

 

Contras de los tapones de oídos

Muchas personas se sienten incomodas con el uso de los tapones y se quejan de sentir presión en la cabeza o distorsión de la voz, pero estas son algunas de las cosas a las que deberán habituarse. Por supuesto, si te causa problemas más importantes como dolores de cabeza, entonces deberás utilizar otros sistemas.

 

Productos de higiene y cosmética para el cuidado de tus tapones de oído

El cuidado y la higiene son fundamentales para evitar molestias innecesarias, recuerda que es un aditamento que insertas en el oído y no puede estar ni sucio ni contaminado.

Tus manos y el tapón deben estar en óptimo estado y, para ello, se recomiendan productos de higiene y cosmética muy específicos.  Y recuerda, los tapones para oídos son de uso personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *