Mi bebé ya ha nacido, ¿qué hago?

Ha llegado el momento: tu bebé ha nacido. Y tu vida ha cambiado para siempre. Desde el primer momento, hay que dedicarse en cuerpo y alma a ese pequeño compañero/a de vida. Es posible que tanto tú como tu pareja sintáis miedo ante lo que se os abre, y que los primeros pasos sean algo titubeantes. Pero aquí repasaremos qué hacer cuando nace el bebé y empezamos a vivir con él.

Ha nacido el bebé: primeras horas

Lo primero: la madre no está sola, sino que cuenta con el apoyo y la ayuda de la pareja y la familia. Utiliza siempre ese sostén y apoyo.

Las primeras horas con el bebé son de duda: ese pequeño ser es frágil y tememos que literalmente “se nos rompa en las manos”. Es normal. Y no es tan frágil como parece. Puedes relajarte y te dedicarás mejor así a su cuidado.

De entrada, en la casa, evítale el contacto con la luz solar directa, y como primer paso, aplícale cremas para que pueda enfrentar la sequedad del nuevo medio en el que vive.

Respecto a la higiene, ten en cuenta que lo normal es bañar a un bebé 2 o tres veces a la semana. La temperatura ideal de la habitación donde lo vas a bañar: 23º. La temperatura del agua: 37º. El baño será breve, de unos tres o cuatro minutos, y utilizaremos una esponja. Mantener la correcta postura del niño es esencial.

Pequeños sustos que no son nada…

Si te asusta ver a tu bebé estornudar o teniendo súbitos ataque de hipo, no te asustes. El diafragma se está formando y todavía comete errores que son naturales. Cambiarlo de posición es una buena estrategia para aliviar dichos ataques, así como el suministro de agua. En cuanto a los estornudos, son ideales para aliviar la congestión de las vias respiratorias.

El cordón umbilical, ojo, siempre limpio y seco. Sigue al pie de la letra los consejos de los médicos.

Como ves, estas pequeñas cositas sirven para orientarte en lo principal y poder disfrutar de tu bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *