¿Cuándo puede empezara comer fruta mi hijo?

Tu bebé no para de crecer  y poco a poco parece que llega el momento de empezar a darle alimentos sólidos. Pero, ¿cuándo hacerlo? Y lo más importante, ¿cómo realizar la introducción de comida sólida sin ser demasiado bruscos?

Aquí damos respuesta a todas estas preguntas para que puedas seguir disfrutando sin preocupaciones de tu bebé.

Cuando empezar a darle fruta

Los seis meses de vida son una fecha estándar para empezar a añadir alimentos sólidos al bebé. Por lo general, se empieza primero introduciendo cereales y, posteriomente, algo de fruta. Eso sí, sin dejar nunca la leche ni reducirla en ningún caso: seguirá siendo su alimento clave.

Para la fruta, lo ideal es empezar ofreciendo zumos. Se recomienda mucho empezar por el zumo de naranja (de hecho, muchas veces se recomienda introducirlo antes que los purés). Observa a tu bebé detenidamente para ver cómo se adapta.

Lo ideal es empezar dándole el zumo a tu bebé en pequeñas cucharadas para calibrar qué acepta y en qué cantidad. Se empieza por una cucharada un día, unas dos al día siguiente, hasta un total de 50 ml diarios de fruta.

Poco a poco, introduciremos la fruta en estado sólido. Una vez se acostumbre al zumo.

Importante: el zumo no debe ser ácido ni contener azúcares añadidos.

¿En qué momento del día darle fruta?

Lo ideal es ofrecerle a tu bebé la fruta entre comida y comida. O bien poco después de la siesta, pues es un momento en el que los bebés suelen tener sed. Empezaremos el proceso paulatinamente amoldándonos a las demandas del bebé, para pasar finalmente a las pequeñas piezas de fruta cuando empiece a masticar con seguiridad productos como los cereales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *