Cómo cuidar uñas de pies y manos correctamente

Cuando se trata de higiene personal y cuidado las manos y, sobre todo, los pies son un poco olvidados en comparación con otras zonas del cuerpo.

Las uñas de los pies y de las manos y su apropiado cuidado resulta de gran importancia no solo desde un punto de vista estético, sino como elemento directamente relacionado con la salud del cuerpo. Por ello, es importante conocer algunas medidas para mantener cuidadas las uñas de pies y manos.

 

Pasos muy sencillos que podemos hacer diariamente

Las manos y pies son probablemente las partes del cuerpo que más activamente utilizamos en el día a día y que más expuestas están al polvo, los gérmenes, los golpes y el sol. Esto significa que tienden a maltratarse bastante por lo que es importante prestarles especial atención a su higiene, cuidado y estado general.

Mantener una buena higiene de manos y pies es primordial. Por una parte, unas manos y uñas limpias te protegen de las bacterias e infecciones, además de lucir mejor estéticamente. Lavar los pies y limpiar sus uñas antes de acostarnos garantiza que la cama no se ensucie y te permitirá descansar mejor.

La hidratación es muy importante para mantener estas zonas suaves. Antes de dormir, unta crema hidratante en tus pies y ponte medias. De esta forma, en la mañana verás que tus pies están completamente suaves y sin partes resecas. Siempre evita el exceso de crema pues podría causar un brote hongos entre los dedos. Las manos deben hidratarse también e, incluso, protegerse del sol con alguna crema solar, especialmente en verano.

Es importante que uses el calzado apropiado. Unos zapatos muy pequeños lastimarán tus uñas. Debes cortar tus uñas de los pies, al menos, cada dos semanas para que se mantengan fuertes y no se entierren. Córtalas siempre en forma recta y no te pases con la tijerita.

Las uñas de las manos deben dejarse respirar, libres de esmaltes cada cierto tiempo. Evita cortar mucho la cutícula que las rodea, pues es un protector natural. Elimina el uso de uñas postizas, que solo maltratan a las naturales que quedan debajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *